Derechos sexuales y reproductivos.

¿Aún no conoces cuáles son tus derechos sexuales? Continúa leyendo para averiguarlo.

Los derechos sexuales y reproductivos se basan en la en la libertad, igualdad y dignidad de los seres humanos. Reconocen que todos tenemos derecho a disfrutar nuestra vida sexual de la manera que elijamos sin juicios, discriminación, riesgos o violencia de ningún tipo. Estos derechos forman parte de los derechos humanos por lo que son propios de todas las personas.

Lo que se persigue con estos derechos es que todos podamos tomar decisiones sobre nuestra vida sexual de forma libre, segura y responsable, de acuerdo a nuestros valores y creencias. También reconocen que todas las personas tengan el poder de decisión para elegir el cómo, el cuándo, el dónde y con quién mantener relaciones sexuales.

Pero ¿Cuáles son estos derechos?

  • El derecho a la libertad sexual: se refiere a la completa expresión de la sexualidad de las personas, sin coerción, explotación y abuso de ningún tipo.
  • El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo: habla de la capacidad de poder tomar decisiones de forma autónoma sobre nuestra sexualidad, basadas en nuestros valores y creencias.
  • El derecho a la privacidad sexual: es el derecho a tomar las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.
  • El derecho a la equidad sexual: se trata de la oposición a la discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional.
  • El derecho al placer sexual: disfrute de la propia sexualidad, incluyendo el autoerotismo.
  • El derecho a la expresión sexual emocional: todos tenemos derecho a expresar nuestra sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.
  • El derecho a la libre asociación sexual: significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.
  • El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables: libertad de decidir si tener o no hijos, el número y espaciamiento entre cada uno y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.
  • El derecho a información basada en el conocimiento científico: es el derecho a recibir una la información sexual basada en la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.
  • El derecho a la educación sexual integral: derecho a conocer y entender nuestro cuerpo y nuestra sexualidad y a estar informados sobre su funcionamiento y las respuestas a los estímulos. Se inicia en el nacimiento y dura toda la vida.
  • El derecho a la atención de la salud sexual: La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales.

No hay que olvidar que para ejercer de manera responsable nuestros derechos sexuales, debemos respetar siempre los derechos sexuales de las demás personas.

Durante siglos hemos disfrutado de la sexualidad, pero la primera declaración de los derechos sexuales se dio hace muy poco tiempo, en el XIII Congreso Mundial de Sexología, que se llevó a cabo el 29 de junio de 1997 en Valencia.

A partir de ese momento, sólo queda que exijamos nuestros derechos y hagamos un uso responsable tanto de nuestra sexualidad como la del resto de personas.

Noticias

Suscríbete para estar al día de mis últimas publicaciones.

Utilizamos cookies para mejorar nuestra web. Al continuar usando nuestra web estas dando tu consentimiento para el uso de cookies. Más información...