Sexualidad durante el embarazo.

No sólo se puede practicar, sino que se recomienda. Ofrece beneficios tanto a la madre como al feto.

   Las hormonas que se liberan durante cualquier tipo de práctica placentera son muy favorables, facilitan la liberación de estrés (que se puede originar por los cambios que se producen y miedos o por querer seguir el mismo ritmo de vida que antes).

   Es habitual cambiar ciertas prácticas, guardar un mayor cuidado, bajar la intensidad o frenar si aparece algún tipo de molestia.

   Hay que recordar que la sexualidad no es sólo la penetración y los orgasmos (cosa que suele echar atrás a las parejas embarazadas), sino que también es el contacto físico, las caricias, besos, mimos...

  La sexualidad, principalmente, se encuentra en el cerebro por lo que si la madre vivía satisfactoriamente su sexualidad antes del embarazo y durante este se encuentra bien, el deseo no tiene que desaparecer. Sí se pueden apreciar diferencias en cuanto al deseo según el trimestre. La sexualidad puede resultar muy diferente y placentera, según su experiencia y el momento.

   Durante el primer trimestre, si las experiencias anteriores han sido negativas, puede ocurrir que se tenga miedo y las relaciones sexuales disminuyan o incluso desaparezcan. En el segundo trimestre, tanto el miedo como el malestar, tienden a desaparecer y el deseo aumenta. La comunicación es esencial y si existen dudas con respecto al sexo, lo mejor es hablarlo antes para solucionar el problema. La liberación de endorfinas y oxitocinas que se producen durante las relaciones son muy beneficiosas.

   A lo largo del tercer trimestre nos sentimos más incómodas, tanto por el tamaño como por el peso, pero eso no tiene porqué apartar a la sexualidad y dejar de disfrutar de ella, es más, con cualquier sensación placentera ayudará a relajar la tensión muscular. Las contracciones musculares que se producen durante el orgasmo, no van a adelantar el parto, pero sí que puede que lo facilite cuando se ha salido de cuentas. Estas contracciones también van a ayudar a fortalecer el suelo pélvico facilitando la dilatación en el momento del parto y la recuperación después de este.

   Sino existe una contraindicación médica que prohíba expresamente las relaciones sexuales con penetración, puede seguir manteniéndolas a lo largo del embarazo, sólo tendrá que ir adaptando y modificando las posturas para no generar molestias e incomodidades.

   Los cambios que se producen son:

  • Anatómicos y fisiológicos: en la vagina se da un aumento de lubricación y sensibilidad por la mayor vascularización.
  • Psicológicos: la mujer debe acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Para algunas mujeres esta transformación puede hacer que se olvide de su rol de seductora y seducida y que su pareja deje de verla como amante. Esto puede influenciar de forma negativa en la vida sexual. Los factores también son fundamentales. Sin duda el embarazo supone readaptaciones donde la comunicación es esencial.
  • Comportamiento sexual: son frecuentes y comienzan poco después de la concepción. La duración y la intensidad de los mismos dependen de cada mujer y de cómo ha vivido con anterioridad su sexualidad. El deseo puede aumentar, disminuir o permanecer impasible. Algunas mujeres se sienten más femeninas y sensuales y viven su sexualidad de esta forma, por otro lado el cansancio, la angustia o las hormonas pueden hacer que el deseo disminuya.

   La conveniencia de mantener relaciones es personalizada, única e irrepetible, por eso durante el embarazo debe haber un proceso de adaptación, adecuando sus necesidades a sus posibilidades y deseos.

   Algunas ideas que nos podrían ayudar a mejorar la sexualidad serían utilizar técnicas que sirvan para incrementar la conciencia corporal y sensorial para facilitar la aparición de respuestas eróticas (caricias, masaje sensitivo, literatura erótica, caja de los deseos...) o romper la monotonía y la falta de imaginación, dejando de lado las preocupaciones, con una comunicación sexual positiva, expresión de la sexualidad (no sólo con el coito y penetración), fantasías sexuales...

Noticias

Suscríbete para estar al día de mis últimas publicaciones.

Utilizamos cookies para mejorar nuestra web. Al continuar usando nuestra web estas dando tu consentimiento para el uso de cookies. Más información...